DESCUBRE Y APRENDE CON MAKU NUESTRO TEATRO DE PAPEL KAMISHIBAI.

Antes de enseñarte cómo sacarle el mejor partido a tu Kamishibai, nos vamos a remontar muchos años atrás, para explicarte de dónde proviene. Kamishibai es una palabra japonesa que literalmente quiere decir “teatro de papel”. Esta forma tradicional de contar historias se empezó a utilizar en los templos budistas de Japón en el siglo XII y hoy, la hemos traído hasta ti para que puedas disfrutar de miles de historias con los más pequeños.

Esta tradición se fue manteniendo durante siglos, hasta que a principios de 1900 resurgió de nuevo con mucha fuerza. El “Gaito Kamishibaya” (que quiere decir algo así como “el cuentacuentos”) viajaba de pueblo en pueblo con su bicicleta y su kamishibai de madera para contar historias tradicionales a los niños. Éstos, a cambio, le compraban las golosinas que él llevaba consigo y de esa manera se ganaba la vida.

A día de hoy, la técnica del Kamishibai es utilizada por maestros y padres. Pero su uso no es solamente lúdico, el Kamishibai es una potente herramienta utilizada tanto en la enseñanza de idiomas, como para compartir conocimientos o como medio de transmisión de ideas en las grandes empresas.

Ahora que ya sabes de dónde proviene el Kamishibai y su historia, vamos a enseñarte cómo usarlo para que le puedas sacar el mayor partido. Verás que es muy fácil y que hasta los más pequeños podrán disfrutar de él ellos solitos. Lo primero que tienes que hacer es familiarizarte con el butai (teatro de madera). Como verás, viene plegado en forma de maletín y con una cómoda asa para poder transportarlo. Cuando lo diseñamos, pensamos que teníamos que mantener su aspecto original de madera y no hacerlo de plástico o cartón ya que de esta manera ¡te durará muchos años!

Empezar a usarlo es muy fácil. Simplemente tienes que abrir sus tres puertas y en un segundo… ¡tachán! ¡Ya tienes tu teatro listo para tus representaciones Kamishibai!

Te aconsejamos que sientes a tu pequeña (o gran) audiencia en el suelo y que el Kamishibai lo pongas sobre una superficie elevada (una mesa, por ejemplo). De esta manera, captarás toda su atención.

CATÁLOGO DE PRODUCTOS KAMISHIBAI

Descubre nuestro completo catálogo de productos Kamishibai.

Lo primero que tienes que hacer es ordenar todas las láminas del cuento Kamishibai desde la imagen nº 1 a la última en orden correlativo: 01, 02, 03, etc… y con todas las ilustraciones hacia el mismo lado.

Las láminas ya vienen ordenadas cuando las compras, pero no nos hacemos responsables de lo que puedan hacer los pequeños si han jugando con ellas.

Asegúrate de que están en orden, si no… ¡te podría salir una historia disparatada!

Una vez ordenadas las láminas del cuento, se introducen todas a la vez en la ranura interior del teatro Kamishibai (por la parte posterior), mostrando la lámina 01 (ilustración en color) hacia la audiencia.

Para que sea más fácil su colocación y manipulación, hemos hecho las esquinas redondeadas y en un papel estucado de 300g, que facilita su limpieza y además es muy resistente.
(Lo hemos probado en niños y es muy resistente pero no nos hacemos responsables si lo utilizan mascotas).

Ahora, colócate detrás del teatro Kamishibai y preséntate como el Gaito Kamishibaiya de la sala. Comienza la narración leyendo el texto que figura en el dorso de la última lámina y que corresponde a la imagen mostrada en ese momento (la lámina 01 al comienzo del cuento).

Presta atención a las indicaciones de narración, que te ayudarán a transmitir la historia con toda su fuerza (ahora usa voz profunda, ahora pasa muy despacio la lámina, etc).

Nuestros cuentos Kamishibai tienen el texto de cada historia en muchas combinaciones de idiomas, ¡ideal para aprender otras lenguas!

Una vez leído el texto correspondiente a la lámina 01, extráela hacia tu derecha y colocala en el último lugar de las láminas que ya están en el teatro Kamishibai. Es decir, la primera que tengas a la vista para poder leer el texto de detrás.

Continúa con este sistema hasta finalizar la narración de la última escena mostrada (fin del cuento) y cuyo texto encontrarás en el dorso de la penúltima lámina del cuento.

Seguramente oigas un “otra vez, otra vez” así que tendrás que repetir el proceso… las veces que haga falta hasta calmar a tu audiencia.

Pon una cucharadita de cuentos infantiles, otra de teatro de marionetas y un poco de imaginación. Agita bien y ahí lo tienes: kamishibai. Una de las mejores formas de despertar el interés por la lectura de cualquier niño.

Lo que aprenden observando este teatro de cuentos no puede conseguirlo un dispositivo electrónico.

  • Su imaginación vuela.
  • Desarrolla su capacidad de expresión oral.
  • Su creatividad se despierta.
  • Descubren otras culturas, que no todo el mundo es como ellos ni tiene sus mismas costumbres.

El kamishibai es la forma tradicional de contar los cuentos en japón. Un teatro donde las historias cobran vida.

Descubre nuestro catálogo de productos Kamishibai